Historia de Urduliz

Anteiglesia de la merindad de Uribe. Se regía por un fiel con voto y asiento cincuenta en los Congresos Generales de Gernika. Fue señorío de los Echevarría de Butrón, que construyeron la torre de Barría y la iglesia parroquial de Santa Marina de la que fueron patronos. Santa Marina fue reedificada en 1770. Estaba servida por tres beneficiados presentados por el marqués de Valmediano, patrono realengo quien correspondían la mitad de los diezmos. El resto pertenecía al señor de la casa solar de Echeverría, patrono divisero. 
  
La ermita de Santa Marina está situada en las peñas del mismo nombre, donde existieron ocho molinos. Desde allí se divisa el litoral vizcaíno desde la Punta de Lucero hasta el cabo Villano. En su fértil vega se cosechaba trigo, maíz, alubias y uva para la elaboración de txacolí. En las zonas altas proliferaba el roble, la encina y el madroño.
  
A fines del siglo XIX se construyó el castillo de Butrón con material extraído de las canteras de Urduliz.